Los mitos de las finanzas personales (1)

1.- No necesito hacer un presupuesto

¡Claro! Ganas mucho dinero, tanto que no crees que sea necesario administrarlo de forma adecuada. “Para eso gano dinero”, piensan muchos de los que creen que cuando el dinero sobra, no es necesario preocuparse.

Gran error.

No hay nada peor que perder de vista en que estás gastando tu dinero. Cuando llevas un registro puntual y real de la forma en que utilizas tus cheques quincenales podrás tomar decisiones que de otra manera ni te pasarán por la cabeza.

¿Estás gastando mucho en ciertos lujos? ¿Duplicas y triplicas un presupuesto que pensabas que era más barato?

En el momento en que realizas un presupuesto puedes racionalizar de mejor manera la forma en que gastas y, ojo, la forma en que ahorras.

Hoy puede que las cosas vayan muy bien, pero… ¿mañana?

¿Tienes seguro de vida, de desempleo, de salud? ¿Estás invirtiendo para tu retiro, tu boda, para cuando tengas hijos?

Piensa siempre en el peor escenario posible para tu futuro y de esa manera estarás preparado para todo…. Y si lo que ocurre es lo mejor, ¡tu futuro será aún mejor que tu presente!

Deja un comentario