¿Cuánto invertir en un curso de verano? | Capital Fix

¿Cuánto invertir en un curso de verano?

Para muchos padres de familia resulta difícil hacerse cargo de las actividades de los hijos durante el periodo vacacional, ya que como adultos tienen otras ocupaciones. Esto los lleva a buscar actividades no planeadas que los hacen gastar más  de la cuenta.

De acuerdo con algunas estadísticas, las vacaciones de verano cuestan a los padres al rededor de cinco mil pesos. Ya sea que los hijos se queden en casa o tomen cursos en centros recreativos, esta época se presta para realizar compras innecesarias, pagos excesivos y caer en deudas.

Si decides que tus hijos se quedarán en casa

Toma en cuenta el gasto que implican la compra de alimentos, videojuegos, juguetes o servicios de internet que probablemente no dejarán nada de provecho para tus hijos y sólo afectarán tu bolsillo. En lugar de eso, puedes optar por enseñarlos a preparar alimentos sencillos, comprar libros, dejar que vean documentales o buscar aplicaciones y juegos que les permitan desarrollar sus habilidades.

Si vas a elegir algún curso de verano

Elegir un curso de verano es una oportunidad para reforzar conocimientos, desarrollar aptitudes, habilidades y destrezas en diferentes áreas. Existen cursos de verano para el deporte, la música, arte, ciencias, baile, idiomas. El costo puede ir desde los 400 hasta los 1500 pesos o más, dependiendo de la actividad y la duración del curso.

Planifica y elige la mejor opción

Una inversión inteligente sería elegir la actividad que ayude a tus pequeños no solo a distraerse o reforzar conocimientos, sino a aprender nuevas cosas. Por ejemplo, si tus pequeños saben poco de idiomas, puedes aprovechar esta temporada para que tomen un curso de inglés. Pero si es un idioma que ya domina, pero necesita practicar, puedes optar por alguna aplicación o juego que los ayude a reforzar.

Si crees que tus pequeños necesitan descargar su energía de manera más práctica, puedes elegir que realicen algún deporte o asistan a clases de baile. No tienes que pagar costosas clases, los instrumentos y espacio adecuados bastan para la actividad física. Es decir, puedes pagar una suscripción que les permita realizar estas actividades por su cuenta, pero con supervisión.

Recuerda que el objetivo de los cursos de verano es que tus hijos complementen su educación de forma divertida, no que ocupen tiempo libre en actividades que nos van a aprovechar y que solo implicarán un gasto. Es bueno que tus hijos realicen actividades fuera de casa, pero este gasto no siempre es la mejor opción.

Si necesitas ayuda para planear tus finanzas durante este periodo vacacional, acércate con nosotros. Te diremos cómo manejar tus ingresos de manera inteligente.

Deja un comentario