¿Debes mucho y no puedes ahorrar? | Capital Fix

¿Debes mucho y no puedes ahorrar?

Hacer uso del crédito como una herramienta de compra parece muy sencillo al inicio. Realizas unos cuantos cálculos, pagas puntual y pones un límite de gasto para cada tarjeta.

¿Se te salió de las manos? Si tu deuda creció antes de que pudieras darte cuenta, ¡no te preocupes!, un plan financiero correcto te permitirá salir de apuros.

El primer paso es admitir que tienes dificultades para liquidar tus deudas e informarte acerca de cuánto es lo que debes exactamente en cada tarjeta. Además, es muy importante que conozcas las tasas de interés que te cobra el banco en cada cuenta, para saber en dónde unificar tus deudas en caso de ser necesario.

El siguiente paso es identificar el dinero con el que cuentas para pagar. Es decir, realizar una especie de presupuesto Algo muy importante es que debes calcular en qué cosas puedes ahorrar o gastar menos.

Recuerda que el uso de esa herramienta financiera debe ser exclusivo para la inversión, el crecimiento o la adquisición de bienes duraderos.

Una vez que tienes todos los datos anteriores, haz un plan financiero en el que destines una parte de tus ingresos al pago de deudas, otra al ahorro y lo necesario para tus gastos cotidianos.

Si estás pensando en pagar sólo el mínimo de cada tarjeta, toma en cuenta que eso no solucionará el problema, pues la mayor parte de lo que abones se irá a los intereses.

Lo recomendable es que elijas aquella en la que pagas más intereses o tu deuda es más grande.

¿Donde solicitar ayuda?

Si necesitas asesoría para organizar tus cuentas y establecer tus objetivos financieros, acércate a nosotros. Generamos planes para el control y manejo de tus finanzas personales y las de tu empresa.

 

 

Deja un comentario