Pequeños gastos | Capital Fix

El gran costo de los gastos “pequeños”

¿Eres de los que no puede evitar ir a comprar diario uno de esos dulcísimos cafés de la sirena? ¿Piensas que te mereces comer diario en ese restaurante que no es tan barato? ¿No te preocupa pagar una comisión a la hora de sacar dinero de un cajero automático que no es de tu banco? ¿Logras callar la voz interior a la hora de comprar cigarros o correrte una buena pachanga con los de la oficina?

Esos gastos que parecen pequeños, pero que son continuos y acostumbrados, si los sumas verás que se han transformado en una verdadera sangría de tus finanzas.

Trabajas duro por tu dinero y estamos seguros que te mereces esas pequeñas compensaciones, sin embargo, siempre es mejor evitar ese premio inmediato en aras de objetivos superiores.

Piensa en tus objetivos financieros y de como, cada centavo ahorrado, es un centavo ganado.

Deja un comentario