Necesidades y deseos | Capital Fix

La diferencia entre deseos y necesidades

¿Te ha pasado que te encuentras en una tienda o en una página de Internet y de repente ves algo que te enamora?

¿Qué tu mente dice “esto lo debo de tener a como de lugar“?

Para mucha gente esto es lo mínimo necesario para sacar el dinero o la tarjeta de la cartera y hacerse poseedor de “ese” objeto del deseo. No importa lo que cueste, la vida será definitivamente mejor, luego de adquirirlo.

Sin embargo, más tarde -tal vez al día siguiente- ese sentimiento de euforia se deslava para dejarnos uno de culpa; una “cruda” de comprador que nos afecta en lo anímico (“soy una persona muy débil”) y, por supuesto, en lo económico.

El gran secreto para evitar esto es aprender la gran diferencia entre lo que queremos y lo que necesitamos. Saber que las necesidades deben de ser cubiertas y los deseos sólo cuándo haya presupuesto suficiente para ello.

Claro que nos podemos comprar ese pequeño lujo o hacer esas vacaciones, pero esto sólo cuando tengamos un dinero asignado para ello. Sólo cuando para pagarlo, utilicemos recursos asignados a diversión o gustos y no lo que tenemos planeado usar para ahorro y manutención.

(¿Ya viste como hacer un presupuesto equilibrado?)

Deja un comentario