Tu trabajo | Capital Fix

Los mitos de las finanzas personales 2 – Mi trabajo está seguro

Puede que te esté yendo muy bien en el trabajo, puede que tus servicios a la empresa para la que laboras sean excepcionales, sin embargo, eso no quita que en un momento dado tu fuente de trabajo desaparezca.

¿No lo crees? Pregunta a los de la Ford de San Luis Potosí.

Ningún trabajo está asegurado, en todas las empresas y corporativos la disminución de personal así como los despidos masivos son una amenaza latente.

Si trabajas en una empresa pequeña, esta puede estar sujeta a los problemas económicos de una etapa de crisis o ser vulnerable a cuestiones extra trabajo como un robo o la muerte del dueño.

Siempre (repetimos) siempre tienes que estar preparado para una posible pérdida de tu trabajo: tener por lo menos un colchón de tres meses de presupuesto en el banco (que debiste haber ahorrado como lo recomendábamos aquí).

Mantén tus papeles siempre actualizados y, a manera de prevención (siempre es mejor pedir trabajo cuando no lo necesitas), hacer circular tu curriculum en agencias especializadas en contrataciones.

Uno nunca sabe.

Deja un comentario