Complicaciones de la vida | Capital Fix

Más edad, más compromisos

Muchos jóvenes que apenas comienzan su vida productiva tienden a esconderse tras un pretexto muy común: “comenzaré a preocuparme por el futuro cuando sea más grande y gane más dinero”.

Esta es una forma muy simplista de ver el futuro ya que, si bien es muy cierto que conforme se avanza en una carrera uno tiende a generar más dinero, la realidad es que junto con los beneficios también se incrementan las obligaciones.

Con la edad llega el matrimonio y los hijos, ambas situaciones exigen una gran cantidad de recursos. Con el tiempo nos cambiamos a una casa que exige más gastos que ese pequeño depa retado junto con otros “roomies”.

La vida tiende a complicarse y, a pesar de tener más dinero, tenemos más obligaciones (a menos que uno no evolucione como persona).

Así que, como casi todas las cosas buenas de la vida: el mejor momento para empezar es hoy mismo y nunca dejarlo a pesar de lo que nos traiga la vida.

Deja un comentario