Gasto en gimnasios | Capital Fix

¡No desperdicies tu dinero! (9) – Gimnasios

Si no quieres desperdiciar tu dinero en televisión de paga, lee la octava parte de esta serie.

Cuando nos llega la idea de hacer ejercicio de inmediato imaginamos un local lleno de sofisticados aparatos y de gente -en muy buena forma- utilizando ropa deportiva.

Resulta que vivo frente a un gimnasio y cada año es el mismo esquema: la primera semana de enero el sitio está abarrotado y dejan los coches en segunda y tercera fila; conforme transcurre la primera quincena la asistencia va disminuyendo hasta regresar a los niveles normales.

¡Es el gran negocio de estos establecimientos! Venden membresías de un año a todos esos que les da por hacer resoluciones de año nuevo que luego no cumplen.

Ojo, con eso de decir que no desperdicies dinero en gimnasios no quiere decir que no hagas ejercicio físico, lo que decimos es muy sencillo: si vas a adquirir una membresía… ¡Utilízala! Y más si ya le invertiste a la ropa deportiva de moda.

Otra forma de desperdiciar dinero en este asunto es la forma en que te ejercitas: mucha gente paga grandes cantidades de dinero para sólo utilizar las caminadoras. Si vas a a hacerlo ¿por qué no caminas en el parque? Conozco el caso de una persona que le recomendaron caminar mucho: En vez de recurrir al gimnasio, camina diario una buena parte del camino a su oficina y de regreso, de esa manera ahorra la membresía o la mensualidad y de paso tampoco gasta en gasolina y estacionamientos.

Muchas veces ejercitarte es mucho más fácil -y barato- de lo que la mayoría de la gente piensa.

Si no quieres desperdiciar tu dinero con café, checa la décima parte de esta serie.

Deja un comentario