Presupuesto y gasto | Capital Fix

Los mitos de las finanzas personales 5 – No me gusta limitarme

Esta es una de los pretextos más comunes: “Para eso trabajo, para poder darme mis lujos”

Cuando hablamos de un presupuesto no estamos sugiriendo que te sientas culpable por cada compra que hagas o que gastes el mínimo posible -apenas para sobrevivir-. No, tan sólo buscar la manera de que cada mes se separe algo de dinero de los ingresos, el 10% de forma ideal, o que por lo menos no se gaste más dinero del disponible.

A pesar de que tengas un presupuesto limitado, siempre es posible que puedas darte un lujo como comer fuera, ir al cine o comprar esa prenda que tanto te gusta.

El hecho de llevar un presupuesto no cambia la cantidad de dinero que puedes gastar al mes, tan solo te dice de qué manera lo estás gastando.

Depende de tu presupuesto que tú definas la mejor forma de gastar -o invertir- ese dinero.

Deja un comentario