Riqueza y realidad | Capital Fix

¡Nunca voy a ser rico!

¿Cuántas veces has pensado en esto?

Hay muchas teorías en cuanto a las palabras y cómo estas afectan nuestra vida. Algunas de corte francamente esotéricas y otras más aterrizadas sin embargo, la realidad, es que ese tipo de pensamientos no hacen más que hundirnos.

Es una forma de auto sabotearte.

Mejor cámbiala por algo que sea acorde con tu realidad: “Trabajo muy duro, soy una persona confiable, merezco triunfar“.

El punto es que tu puedes ser tan rico como tu quieras y, si trabajas duro y ahorras, no hay razones para no alcanzar tus objetivos.

Ahora, la realidad es que también tienes que marcar qué es lo que tú defines como riqueza: ¿tener un auto del año? ¿ahorrar lo suficiente para retirarte en la playa? ¿viajar por el mundo?

Una vez establecido ese objetivo no te queda sino trabajar por éste: eliminar deudas, reducir gastos superfluos y ahorrar… ahorrar mucho.

Es momento de dejar de lamentarte y comenzar a trabajar por tu futuro.

 

Deja un comentario