Consejos para presupuesto | Capital Fix

Presupuesto: La regla del 50-20-30

¿Ya te convenciste que tienes que hacer un presupuesto para hacer que tu dinero rinda y se vaya a donde debe de estar?

Si no es así, te recomendamos que leas esto.

Si, por lo contrario, ya estás convencido de que debes de manejar tus ingresos como el adulto que eres, te damos una pequeña asesoría sobre la forma de organizar tu presupuesto.

Para empezar, debes de hacer un estimado muy serio del dinero que dispones por ingresos al mes.

Si tu cobras de manera quincenal (como la mayoría de la gente) basta con hacer la suma -sin impuestos- de tus cheques o depósitos del mes. Por lo contrario, si tu recibes ingresos como free-lance lo que debes de hacer es un promedio mensual del año y en base a ese realizar tu presupuesto.

Una vez que tienes la cifra lo que sigue es planear los gastos, y para ello recomendamos el esquema de 50-20-30.

¿Cómo funciona?

Sencillo. La idea es la de dividir tus ingresos en forma porcentual.

El 50% de lo que ganes tiene que ser destinado a todo lo que necesitas para vivir y permanecer sano. Renta, agua, luz, comida y artículos de higiene, entre otros.

El 20% debes de dedicarlo a pagar deudas o al ahorro e inversiones (¿las deudas te están “comiendo”? No te olvides de leer esto).

Las buenas noticias: el 30% restante es para tu diversión y cosas que “quieres” (no las que necesitas). Ir al cine, comprarte esa bicicleta, etcétera.

Recuerda, si tu te ciñes a un presupuesto mensual descubrirás que en todo momento tendrás un verdadero conocimiento sobre el destino de tu dinero. Te darás cuenta que llegará el fin de semana y sabrás de forma exacta cuánto te puedes gastar y, si lo haces de manera seria, incluso podrás ahorrar dinero para tu futuro.

¿Qué esperas?

Deja un comentario