Sal de deudas | Capital Fix

¿Saliste de deudas? ¡Mantente en el buen camino!

Es práctico -y muy necesario- que una vez que hayas salido de deudas te mantengas así.

Sabemos que es muy fácil caer en la tentación de comprar algo a “meses” o aprovechar que la tarjeta está en “ceros”. No caigas en la trampa.

Utiliza la muy antigua estrategia de las abuelitas y no gastes nunca más de lo que ganas.

Lo firmamos: te vas a impresionar lo mucho que puedes ahorrar e invertir una vez que estás fuera de deudas y, si aún estás en ese pozo, vale la pena que lo empieces a prever:

¿Qué tanto podrás aprovechar tu quincena si no tienes deudas? ¿Cuánto podrías ahorrar? Manten estos pensamientos y logra un compromiso contigo mismo.

Algunos tipos de deudas, como las tarjetas de crédito, tienen intereses y cuotas absurdamente altas. Imagina que esos porcentajes en vez de pagarlos, los recibes por el trabajo de tu dinero.

¿Te gustaría?

Deja un comentario