¿Te acabaste la quincena antes de tiempo? | Capital Fix

¿Te acabaste la quincena antes de tiempo?

De acuerdo con algunas estadísticas, en México las personas acaban con su quincena durante los primeros cinco días posteriores a su pago; cifra que suena alarmante, pues no sólo hay una perdida de poder adquisitivo, sino que es la principal razón por la que muchas personas piden créditos que después no pueden pagar.

La mala administración y falta de planeación financiera están entre las principales razones por las que gran parte de los mexicanos ‘ viven de lo prestado’ los últimos días de la quincena, o incluso los primeros días posteriores a esta. Afortunadamente, ambas razones pueden eliminarse con un poco de ayuda y decisión.

¿Cómo acabar con la mala administración de tus finanzas personales?

Seguramente, estarás pensado que el dinero no te alcanza porque los precios suben más rápido que el salario. Sin embargo, si realizas un análisis acerca de en qué gastas tu dinero, podrás notar que puedes hacer más con lo que ganas. Para ello, te presentamos algunos consejos que te ayudarán a hacer rendir tu quincena:

  1. Planifica antes de recibir: seguramente de parece muy normal  que, cada quincena, antes de que te paguen ya estás pensando en qué vas a gastar tu dinero, pero antes de pensar en gastarlo debes decidir ahorrarlo. Mejor, realiza un presupuesto en donde incluyas, además de tus gastos, una cantidad destinada al ahorro.
  2. Piensa dos veces lo que vas a comprar: si planeas comprar una nueva televisión o una prenda de temporada analiza bien si en verdad lo necesitas y si ese gasto está en tu presupuesto, si no es así, evita acudir a los créditos, recuerda que “no hay prenda más cara que la que lleva meses guardada en tu closet”.
  3. Distribuye tus gastos: es muy importante que en tu presupuesto y planeación financiera no destines la cantidad más fuerte de dinero para gastar al inicio. Evita ser de las personas que se dan el lujo de comer fuera, pagar estacionamiento e invitar a sus amigos al inicio de quincena; aprende a distribuir tu dinero para que puedas comer bien y cubrir tus necesidades durante toda la quincena.

Si te das cuenta, en realidad, el hecho de que no te rinda la quincena puede cambiar con un poco de decisión y planificación financiera. Siguiendo los anteriores consejos, seguramente verás un cambio considerable, no sólo en tu bolsillo, sino en tu actitud.

 

 

Deja un comentario